Prédica desde el 27 de enero al 02 de febrero de 2014

De una cosa estamos seguros, Dios nos ama, pero si decimos que alguien ama a Dios, debe ser algo muy especial, y no estamos hablando de un sentimiento o una emoción pasajera.

Aprendiendo a Pedir

Ministerios Rogelio Mora 2014 Venezuela

Desarrollo:

– Amar es obedecer

“Mas Salomón amó a Jehová, andando en los estatutos de su padre David; solamente sacrificaba y quemaba incienso en los lugares altos”. 1 Reyes 3:3 (RVR60).

Las personas que aman a Dios son aquellas que le obedecen.

– El sacrificio antecede a las peticiones

“E iba el rey a Gabaón, porque aquél era el lugar alto principal, y sacrificaba allí; mil holocaustos sacrificaba Salomón sobre aquel altar”. 1 Reyes 3:4 (RVR60).

Antes de aprender a pedir debemos aprender a sacrificar para Dios. Y no te extrañes si Dios se te aparece en una visión y te dice: “Pide lo que quieras que Yo te dé”, en ese caso, ¿qué le pedirías?

– Sabiduría y entendimiento

Dios quiere darte todas las cosas, es su anhelo. Aunque a veces venimos delante de Él a pedir para nuestros propios deleites y creyendo necesitar algo. Pídele primero lo más importante: Sabiduría y entendimiento para poder administrar todo lo que nos quiere entregar.

– Más de lo que pides

“Y aun también te he dado las cosas que no pediste, riquezas y gloria, de tal manera que entre los reyes ninguno haya como tú en todos tus días”. 1 Reyes 3:13 (RVR60).

Si aprendes a pedir lo que realmente Dios quiere darte, Él se encargará de darte incluso lo que no le pediste.

Conclusión:

Hay alguien que está pidiendo por ti. Alíneate con el Espíritu Santo que está pidiendo y rogando de acuerdo con lo que Dios quiere.

Ofrendas:

“Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”. Mateo 6:21 (RVR60).

Nuestras ofrendas son una muestra de la confianza que tenemos en Dios. Si nuestro corazón está a su lado será allí donde construyamos nuestro tesoro.