El sentido de la navidad es encontrarte con Jesús, no dejes que termine este año sin vivir un Encuentro con Dios este 5 y 12 de Diciembre en Casa de Oración. Por: Ministerios Rogelio Mora (25/11/2015).

Celebrity - Diciembre 2015

Ministerios Rogelio Mora 2015 Venezuela

Cuando leemos sobre el nacimiento de nuestro Señor es irónico descubrir que la primera reacción de los pastores a quiénes los ángeles anunciaron esa maravillosa noticia fue de temor 1. ¿Es posible que la presencia del Señor o que las cosas buenas nos provoquen miedo? Por increíble que parezca suele suceder, pero no le temas a lo que ha de venir, porque si tienes a Cristo en tu corazón entonces será de bendición.

Jesús vino a darnos ejemplo, pero no de nacer en un pesebre o de morir en una cruz ya que esas fueron sus circunstancias externas, lo que realmente debemos imitar de Jesús es su capacidad de perdón, su corazón humilde y obediente a los planes del Padre. Así que para celebrar como se debe el nacimiento de nuestro salvador, honrémosle haciendo vida Su ejemplo. Superemos el pasado como Él superó la circunstancia de Su nacimiento. Dejemos atrás la amargura y las cicatrices, perdonemos y busquemos la paz, esa es la mejor forma de celebrar la navidad.

Acompáñanos a celebrar el verdadero sentido de la navidad en un Encuentro con Dios que cambiará tu vida para siempre, no dejes que termine este año sin encontrarte con Jesús. Este 5 y 12 de Diciembre tienes la oportunidad de hacerlo en nuestra Iglesia Casa de Oración.

Para más información puedes contactarnos al 0251-714.2216 o envíanos un correo electrónico a info@rogeliomora.org.

Citas:

1 Lucas 2:8-15 (RVR60): Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.