Cuando depositas tu fe en Jesús y esperas en su tiempo, Dios mismo te presentará a la persona ideal para tu vida, aquella que complementará tu llamado. Por: Pastor Manolo Estrada (19/11/2016).

Cómo Elegir Pareja

Ministerios Rogelio Mora 2016 Venezuela

La fe es un don poderoso que podemos emplear de muchas maneras: para desear que a nuestros hijos les vaya bien en sus estudios, para anhelar que nuestra pareja siempre nos quiera y en general para desear lo mejor para nuestros seres queridos. Tú puedes depositar tu fe en las personas, pero sin importar lo mucho que las ames, hay una fe que todo lo sostiene y que determinará todo lo bueno que pasará en tu vida, a esa fe yo le llamo Jesús. Antes de depositar tu fe en un trabajo, en un negocio o en tu familia, colócala en Jesús, el cual se encargará de sujetarlo todo a tu vida. Aceptar a Cristo en tu corazón es una decisión trascendental en la vida de todo ser humano, pero aprender cómo elegir pareja también lo es, y ambas requieren de Jesús para lograr tener éxito, porque sólo en Él lograremos desarrollar la convicción, el compromiso y el carácter para escoger a la pareja correcta y permanecer con ella durante toda la vida.

Convicción, compromiso y carácter. Hace poco tiempo me casé y como lo hice en un país distante al cuál vivían la mayoría de mis familiares y amigos, les pedí que nos mandaran videos de saludos y buenos deseos; en particular, mi Pastor nos felicitaba por la decisión que habíamos tomado, indicándonos que la convicción de nuestro amor nos llevó a este compromiso de matrimonio y que el carácter de casados lo iremos madurando a medida que superemos las pruebas propias de esta nueva etapa de nuestras vidas, pero además nos aconsejó, que “la vida llena de felicidad es una vida llena de sencillez”. Tengamos en cuenta pues, estas sabias palabras, no sólo a la hora de elegir sino también de convivir con nuestra pareja.

Elige por fe y no por tus ojos. No todo lo que vemos es lo que parece; por fuera se puede ver algo hermoso, pero por dentro puede discrepar del exterior y es que las apariencias engañan. Para elegir a una mujer virtuosa 1 o a un hombre de verdad 2 no necesitas ver con tus ojos carnales sino con tus ojos espirituales, es decir, sólo Dios te dará dirección para hacer la elección correcta. Durante toda mi vida estuve esperando a la mujer ideal y varias veces equivoqué la elección y llegó un momento en que me di cuenta, que había orado por tantas cosas, pero nunca había orado por mi pareja y cuando así lo hice, Dios me respondió.

Todo ayuda para bien. Si ya te casaste, es decir, si ya elegiste a tu pareja y hasta ahora no te ha ido bien, ten presente que hay bendiciones ocultas detrás de aparentemente malas decisiones, porque si amas a Dios al final todo te ayudará para bien. Toda persona tiene oculto algo grande que sobrepasa nuestras expectativas humanas, aprende pues a valorar a tu pareja y verla con los ojos de Dios; sólo así comprenderás el especial tesoro que Él mismo ha depositado en tus manos. Tu pareja es una bendición de Dios, y como tal debes comprender que todas las bendiciones de Dios no son cortas sino eternas. Si pudiéramos ver por un instante todo lo que Dios tiene para nosotros, caeríamos muertos de la impresión; haz como Jesús, atesora lo que el Padre atesora, esto es, las almas y hallarás felicidad en la pareja que Dios te ha entregado.

Mi identidad en Cristo. Para poder elegir a alguien, primero debemos saber quiénes somos en Dios. Si tu autoestima está baja y no te ves como Dios te ve, esto es, como una piedra preciosa, terminarás realizando una elección por no dejar. Si te gusta una persona y sólo piensas que te rechazará, al final eso pasará; ámate a ti mismo para poder amar a otros. ¿Quieres saber qué tantos vales? Relaciónate con Jesús y comprenderás cuál es tu valor. Elige a alguien que primero ame a Dios antes que a ti. Cuando depositas tu fe en Jesús y esperas en su tiempo, Dios mismo te presentará a la persona ideal para tu vida.

Oración para elegir pareja. Para finalizar, te invito que repitas conmigo esta oración, así entregarás este asunto completamente en las manos de Dios: “Señor Jesús, te pido que toda inseguridad se vaya fuera, hoy pongo mi vista en quien soy en ti Señor, no en lo que me dicen los demás; todo sentimiento de no puedo se va ahora en el nombre de Jesús; deposito mi confianza en ti dejando toda ansiedad, haciendo a un lado todo pensamiento de soledad; confío que en tu tiempo vendrá mi propia familia; también te pido que me santifiques, para conocerte más a ti; hoy dejo de preocuparme de quién soy para buscar agradar a una persona y me concentro de quién soy para buscar agradarte a ti. También te pido que antes que llegue esa pareja a mi vida, yo pueda crecer alto en ti Jesús y que, llegado el momento, juntos hagamos cosas grandes siendo testigos de tu favor, en el nombre de Jesús. Amén”.

Citas:

1 Proverbios 31:10 (RVR60): Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

2 Proverbios 20:6 (RVR60): Muchos hombres proclaman cada uno su propia bondad, pero hombre de verdad, ¿quién lo hallará?