Consolidación

Consolidar es afirmar la decisión de los nuevos creyentes de recibir a Jesús, y velar por sus necesidades. El propósito de la consolidación es que aquellos que se convierten permanezcan en el Señor. La consolidación no es un proceso, ni un curso ni una simple bienvenida. Consolidar es una forma de vida del creyente que depende del amor hacia los nuevos convertidos. Podemos comparar la consolidación con el cuidado y amor que la madre rinde a su recién nacido. De igual forma, consolidar consiste en recibir a aquellos que han nacido de nuevo, atendiendo a sus necesidades hasta que desarrollen su nueva vida, brindándoles una atmósfera cálida de amor, aceptación y cuidado.

Comunicaciones - Pastores

Pastores Roberto y Florangel Rodrigues

Ir arriba