Quizás nuestro país esté atravesando una difícil situación, pero ten por seguro que Dios tiene cuidado de cada uno de sus hijos y con el Espíritu Santo todo lo pueden. Por: Apóstol Rogelio Mora (07/08/2016).

Dios Piensa en Ti

Ministerios Rogelio Mora 2016 Venezuela

La mente del Señor a diferencia de la nuestra, la cual es atacada a diario por lo que vemos y escuchamos, no tiene otro pensamiento sino el de bendecirnos y es que Dios piensa a cada instante en nosotros. Jesús nos tiene en la palma de su mano, y no con el propósito de sólo atesorarnos cuál anillo de bodas en manos del novio, sino de protegernos y bendecirnos camino al cumplimiento de nuestro propósito de vida. Pese a estar en las manos del Señor a veces nos suceden cosas malas, pero no son más que parte del entrenamiento que estamos siendo sometidos para librar batallas de las cuales ya somos ganadores por medio de Jesucristo.

En medio de tus dificultades, Dios piensa en ti 1. Así como el águila arroja a sus aguiluchos del nido para que aprendan a volar, así también el Señor muchas veces permite que seamos arrojados al vacío con la intención de capacitarnos para mayores retos. No permanecerás mucho tiempo en el vacío, porque de ese lugar te sacará Dios para exaltarte incluso por encima de los que te hicieron caer. Cuando eres hijo comprendes que tienes un padre que se preocupa por ti y que no se quedará de brazos cruzados. Quizás nuestro país esté atravesando una difícil situación, pero ten por seguro que Dios tiene cuidado de cada uno de sus hijos y con el Espíritu Santo todo lo pueden.

Dios es nuestra ayuda y libertador. No le abras puertas al enemigo por donde pueda entrar en tu casa, él sólo tiene potestad en tu vida si tú se lo permites. Los pensamientos de Dios para cada uno de sus hijos son de bien y no de mal 2, es decir, Dios no está pensando en cómo llevarte al infierno ni en cómo prolongar tus días de desdicha en la tierra, al contrario, Él todos los días toca a tu puerta para salvarte a ti y a toda tu familia y es el principal interesado en que seas prosperado en todo lo que emprendas.

Visión es esperanza. Debemos enfocar nuestra mirada en las promesas de Dios para nuestra vida y la de nuestra familia, sin miramiento a los problemas que acontezcan a nuestro alrededor. ¡No te desesperes! Espera en el Señor, porque a pesar que tus respuestas tarden en llegar y este tiempo esté atormentando tu corazón, cuando llegue el momento conforme al pensamiento y la voluntad de Dios, tu esperanza se convertirá en un árbol de vida 3.

Somos militantes de Cristo. El Señor de los Ejércitos, uno de los nombres de nuestro Dios, parte del hecho de que como hijos suyos somos también militantes de su ejército para destruir las fortalezas de nuestro enemigo 4, el diablo. Hay batallas que libramos en nuestro día a día para derrumbar fortalezas de miseria, escasez y enfermedad, bien sea en nuestro trabajo u hogar, pero la batalla más importante la libramos en nuestra mente; no se trata de evitar a toda costa tener malos pensamientos porque siempre vendrán, se trata de no obedecerlos, como hijos disciplinados que somos al servicio del Señor.

Citas:

1 Salmos 40:17 (RVR60): Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes.

2 Jeremías 29:11 (PDT): Sé muy bien lo que tengo planeado para ustedes, dice el SEÑOR, son planes para su bienestar, no para su mal. Son planes de darles un futuro y una esperanza.

3 Proverbios 13:12 (PDT): Cuando se pierde la esperanza, se debilita el corazón, pero un deseo alcanzado es un árbol de vida.

4 2 Corintios 10:4-5 (PDT): Las armas con las que luchamos no son de este mundo, sino que tienen el poder de Dios para destruir las fortalezas del enemigo. Con nuestras armas, también destruimos los argumentos de los que están en contra nuestra y acabamos con el orgullo que no le permite a la gente conocer a Dios. Así podemos capturar todos los pensamientos y hacer que obedezcan a Cristo.