No hay nada imposible para Dios, basta con que tengas fe, y por medio de ella serás considerado justo delante de los ojos de Dios y vivirás una vida abundante. Por: Pastor Rogelio Mora (06/02/2013).

El Justo por su Fe Vivirá

Ministerios Rogelio Mora 2013 Venezuela

Hay un dilema en la gente, en los cristianos y en las personas del mundo en general por conocer lo sobrenatural o recibir algo de Dios de manera sobrenatural. En el mundo lo sobrenatural está a la orden del día, basta con ver los programas que se transmiten por televisión, tales como el horóscopo, el tarot, entre otros, los cuales son artificios del enemigo para desviar la atención del hombre hacia lo que verdaderamente es sobrenatural como el poder de Dios. Muchas de las personas que ven esa clase de programas lo hacen pensando que en Dios es muy difícil obtener un milagro o una solución definitiva a sus problemas, dejando a un lado el hecho de que para Dios no hay nada imposible 1.

No hay nada imposible para Dios, basta con que tengas fe; en el Evangelio la justicia de Dios se revela por la fe, como dice la Palabra, el justo por su fe vivirá 2. Tú eres considerado justo delante de los ojos de Dios no por tus obras sino por tu fe. No eres salvo por obras 3 pero debes hacerlas porque ya eres salvo como una expresión de amor y agradecimiento para con Dios.

Los milagros se obran por medio de la fe. Por la fe tú tienes paz con Dios por medio de Jesucristo 4. En el mundo había algo roto entre tú y Dios, una brecha que te separaba de Él, pero desde el momento que aceptas a Jesús en tu vida, se crea un puente de paz con Dios. A través de Jesús tienes acceso a todas las promesas de Dios. Es por la muerte de Jesús en la cruz del calvario y tu fe en Él que eres justificado, esto es, te conviertes en la justicia de Dios.

Cuando la Palabra dice que el justo por su fe vivirá, es un vivir para realizar todo lo que Dios ha prometido, se refiere a la vida abundante de la que habla Jesús 5, a todo lo que Él hizo para que tuvieras paz, porque no se puede tener paz viviendo con un cáncer o con un matrimonio destruido o con una deuda o un diagnóstico terminal, es por ello que Dios sana, restaura, libera y prospera, para que tengas paz y puedas creer en Él sin obstáculos.

La fe es una batalla como indica el Apóstol Pablo 6, para poderla alcanzar tienes que batallar contra pensamientos y circunstancias, contra gente negativa y la información que te manifiestan y que es contraria a lo que Dios ha preparado para ti. Hay argumentos tan poderosos que se crean en la mente de las personas que se equiparan a fortalezas 7, razón por la cual te encontrarás con personas que por más que escuchen la Palabra de Dios no la asimilan; fueron atacados en su fe por las obras del enemigo arraigadas en el mundo.

Si has llegado a los caminos del Señor, debes ser fiel a la Iglesia, a tu grupo cristiano, alejarte de discusiones obscenas y meditar a diario en la Palabra; de esa manera derribarás cualquier argumento que el enemigo quiera levantarte y guardarás tu fe 8. La medida de fe que has recibido de parte de Dios 9 debes guardarla en tus pensamientos y en tu corazón, y esa tarea solamente la puedes hacer tú. Debes confesar con tu boca las maravillas de Dios para que otros puedan conocerle, porque con tu corazón puedes creer para justicia pero con tu boca confiesas para salvación 10.

Hay personas que en lugar de meditar en la Palabra y en lo que Dios puede obrar, constantemente piensan en lo malo que les puede pasar, es como una enfermedad que va socavando su vida. Por ejemplo, una mujer que viva constantemente preocupada pensando que su esposo la va a dejar por otra, sólo está abriendo camino para que ese pensamiento se vuelva una realidad, y ese no es el pensamiento de Dios sino del enemigo, que quiere ver destruida tu familia y toda tu vida. Todo mal pensamiento siempre atrae las desgracias, de allí que pensar positivo es un obrar en fe de lo que Dios va a hacer y sólo puedes alimentar esa fe positivamente al oír la Palabra de Dios 11.

La fe tiene una voz y tiene una acción. No es suficiente con oír la Palabra de Dios, es importante accionar. Puede que las cosas estén resultando contrarias a lo que Dios te ha dicho, pero sigue creyendo, porque la Palabra de Dios siempre se cumple, no hay nada difícil 12 y mucho menos imposible para Él.

La mejor forma de guardar tu fe es meditando en la Palabra de Dios que has recibido. Si Dios te dice que estás sano, debes meditar y pensar en ello. Si estás casado debes pensar y meditar en permanecer en tu matrimonio y no dar cabida al divorcio, igual si el Señor te dice que tu familia es salva sólo enfoca tus pensamientos en ese sentido. El enemigo es experto en crear argumentos, no des cabida a los mismos, no medites en ellos. No pienses que alejarte de Dios es la solución, al contrario, confía en Él, que ya venció al mundo 13 y así como Él tú también lo vencerás.

Citas:

1 Lucas 1:37 (RVR60): Porque nada hay imposible para Dios.

2 Romanos 1:17 (RVR60): Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

3 Efesios 2:8-9 (RVR60): Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

4 Romanos 5:1 (RVR60): Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

5 Juan 10:10 (RVR60): El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

6 1 Timoteo 6:12 (RVR60): Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

7 2 Corintios 10:4-5 (RVR60): Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

8 2 Timoteo 4:7 (RVR60): He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

9 Romanos 12:3 (RVR60): Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

10 Romanos 10:10 (RVR60): Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

11 Romanos 10:17 (RVR60): Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

12 Jeremías 32:27 (RVR60): He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?

13 Juan 16:33 (RVR60): Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.