Cuando oras de madrugada, estás imitando a Jesús, y Él te dará visión, revelación y fortaleza para soportar las tentaciones y anular los planes del enemigo. Por: Apóstol Rogelio Mora (20/07/2015).

El Líder Madrugador

Ministerios Rogelio Mora 2015 Venezuela

Una de las tareas fundamentales de un líder es transmitir su experiencia de vida a sus discípulos. A través de los años he podido constatar como la oración de madrugada tiene un efecto trascendental en el desarrollo de mi Ministerio en Cristo y es que cuando oramos en secreto, Dios nos recompensará en público 1. Estoy plenamente convencido que muchas de las actuales victorias de nuestra Iglesia son producto de nuestra intimidad con Dios, y esta intimidad en mi caso en particular ha sido de madrugada.

Jesús es el mayor líder en la historia de la humanidad. En tan sólo tres años y medio sentó las bases del Evangelio que ha transformado la vida de millones de personas en todo el mundo y esto ha sido posible, no sólo por ser el hijo de Dios, sino también porque crecía en sabiduría 2, la cual transmitía a sus discípulos. Si Jesús desarrollaba a sus discípulos a través de su experiencia de vida también nosotros debemos hacerlo. Las Sagradas Escrituras también nos revelan como Jesús practicaba este principio de orar de madrugada; no lo estableció como una doctrina como tal, pero los Evangelios revelan que era una práctica propia de Él, la cual trae sus beneficios.

Jesús oraba de madrugada. El Evangelista Marcos relata como Jesús, saliendo muy temprano en la mañana, mientras estaba oscuro, esto es, de madrugada, iba a orar 3; no es una instrucción de nuestro Señor como tal pero así lo hacía, y siendo Dios es algo totalmente digno de modelar. La oración de madrugada es distinta a la oración del día porque la distracción es menor; el ambiente por lo general es más sereno y permite concentrarnos y dirigir nuestras peticiones a Dios sin interrupciones; además amerita un sacrificio mayor: no cualquiera se despierta de madrugada a orar. Cuando oras de madrugada, le estás dando el primer lugar de tu día a Dios y ello te permitirá tener una visión más clara de las actividades que debes ejecutar.

La bendición de la cobertura. No es lo mismo que un hijo ore por su padre que el padre ore por su hijo; ante los ojos de Dios es más trascendental la oración de un líder por su discípulo porque en ello se refleja la bendición de la cobertura. Dios trabaja por autoridades y dentro de las mismas, mientras mayor sea la autoridad, mayor es la bendición de la cobertura. Es transformadora la oración que nuestro líder inmediato haga por nosotros pero es de un nivel superior que el líder de nuestro líder ore por nosotros; por ejemplo, que nuestro pastor interceda por nosotros tiene poder pero sin duda, que Jesús interceda directamente por nosotros es más poderoso.

Tu autoridad superior intercede efectivamente por ti. Cuando Pedro tropezó al declarar que su vida daría por el Señor, el diablo lo pidió para zarandearlo, pero Jesús ya previendo este plan del enemigo, oró posiblemente de madrugada al Padre para que a Pedro no le faltase la fe 4 y pudiera salir airoso de esa situación. No es que el diablo tenga autoridad sobre nosotros para que nos pida cada vez que le plazca, sino que nuestra propia boca nos ata y nos condena o justifica delante de Dios 5, por tanto, debemos guardar nuestra boca de declaraciones en las cuales podamos ser tentados, cerrando esa puerta al enemigo. Jesús estaba seguro que Pedro superaría esa prueba porque además de interceder por Él, declaró que volvería victorioso de esa prueba y confirmaría en la fe a sus hermanos, y siendo Pedro el líder del grupo, nos demuestra el Señor que sólo la autoridad superior de alguien tiene la intercesión más efectiva sobre él. Cabe señalar que en esta declaración que hizo Pedro, le acompañaron todos los demás discípulos del Señor, pero el único tentado fue Pedro por cuanto fue el que hizo la declaración en primer lugar 6. Jesús vino a morir por nosotros porque era el mesías, Pedro en cambio pretendía dar su vida por Jesús 7 convirtiéndose en el necías, por cuya actuación necia casi le costaba la vida. Gracias a la oración efectiva del Señor, Pedro pudo superar esa situación, saliendo hacia adelante y convirtiéndose en un Apóstol de multitudes.

Ante una decisión importante ora de madrugada. Cuando Jesús escogió a sus doce discípulos, a los cuales constituyó en Apóstoles, previamente estuvo orando toda la madrugada 8. Cuando el Rey David debía salir a una batalla o enfrentar una tribulación, oraba de madrugada, afirmando que a través de este acto, vería el poder y la gloria de Dios en su vida 9. El profeta Isaías afirmaba que su oración de madrugada no sólo era en momentos de tomar decisiones difíciles sino que día a día, mañana tras mañana, el Señor le despertaba para darle sabiduría 10. Los sacrificios que se ofrecían a Dios en el antiguo testamento también se realizaban de mañana 11, buscando con ellos honrar a Dios y obtener su favor en el resto del día. Las multitudes seguían a Jesús a donde quiera que fuera, también por esa razón encontró en la oración de madrugada un tiempo a solas para encontrarse con el Padre y tomar las decisiones más trascendentales de su ministerio.

Beneficios de la oración de madrugada. Al orar de madrugada, tienes el momento más tranquilo del día y tendrás una visión clara para tomar decisiones. De madrugada, tendrás revelación de la Palabra de Dios, y esto como líder es fundamental, porque la diferencia entre una prédica viva y una muerta la hace la revelación de la Palabra, la cual viene del cielo y edifica el cuerpo de Cristo. A pesar de la privación del sueño, orar de madrugada te mostrará los peligros y planes del enemigo en contra de los tuyos; Dios le revelaba su Palabra al Profeta Ezequiel de madrugada 12 e igualmente quiere hacerlo contigo si estás dispuesto a sacrificarte e interrumpir tu sueño. Así como el pan caliente recién salido del horno es más apetitoso, así también la palabra de Dios de madrugada traerá un placer sin igual a tu vida espiritual. Otro beneficio de esta práctica es que obtendrás fuerzas para soportar la tentación y la visión suficiente para verla llegar; tentación no sólo se refiere a la carne sino también a todo aquello que nos aparte de la voluntad de Dios. Por último, la oración de madrugada te permitirá vivir más tranquilo, confiado y en paz y te convertirá en un líder certero y no improvisado. Busca al Señor de madrugada y Dios pondrá en tu corazón la responsabilidad de buscarle día a día.

Citas:

1 Mateo 6:6 (RVR60): Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

2 Lucas 2:52 (RVR60): Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.

3 Marcos 1:35 (RVR60): Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

4 Lucas 22:31-34 (RVR60): Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos. Él le dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino también a la muerte. Y él le dijo: Pedro, te digo que el gallo no cantará hoy antes que tú niegues tres veces que me conoces.

5 Mateo 12:37 (RVR60): Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

6 Mateo 26:35 (RVR60): Pedro le dijo: Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo.

7 Juan 13:36-37 (RVR60): Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; más me seguirás después. Le dijo Pedro: Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora? Mi vida pondré por ti.

8 Lucas 6:12-13 (RVR60): En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles.

9 Salmos 63:1-2 (RVR60): Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas, para ver tu poder y tu gloria, así como te he mirado en el santuario.

10 Isaías 50:4 (RVR60): Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que oiga como los sabios.

11 Ezequiel 46:15 (RVR60): Ofrecerán, pues, el cordero y la ofrenda y el aceite, todas las mañanas en holocausto continuo.

12 Ezequiel 12:8-9 (RVR60): Y vino a mí palabra de Jehová por la mañana, diciendo: Hijo de hombre, ¿no te ha dicho la casa de Israel, aquella casa rebelde: Qué haces?