Todo cuanto promete el Señor lo cumple, razón por la cual debemos tener siempre una fe inquebrantable en cada una de sus promesas. Por: Pastor Rogelio Mora (08/05/2013).

Fe Inquebrantable en sus Promesas

Ministerios Rogelio Mora 2013 Venezuela

Dios no tiene malos pensamientos hacia sus hijos. Si observamos con detenimiento la vida de Jesús, Él nunca le hizo mal a nadie, todo lo contrario, atendía a todo aquel que se acercaba a Él para libertarlo y sanarlo. Es contradictorio pensar que nuestros problemas, nuestras dolencias y enfermedades fueron enviados por Dios, cuando es Él quien nos sana, y todo cuanto promete el Señor lo cumple, razón por la cual debemos tener siempre una fe inquebrantable en cada una de sus promesas.

Los planes de Dios para cada uno de nosotros son producto de pensamientos de paz y de bien 1. Es fácil saber lo que piensa Dios si nos enfocamos en lo bueno; en este preciso instante, Dios está pensando en cómo sacarte del problema en que te has metido, en como librarte del temor y de la angustia, en cómo hacer que tu familia le conozca, en cómo hacerte prosperar en tu empleo o en tu empresa, en cómo levantar a tus hijos para que les vaya bien en su futuro. Dios siempre tiene planes buenos, y tienes que comenzar a verte como Él te ve, con los ojos de la fe.

Si tu vida en la actualidad está llena de problemas, no te angusties ni pienses que el Señor te ha desamparado, al contrario, Él siempre fue claro al afirmar que en el mundo tendremos aflicciones, pero que estemos tranquilos y confiemos en Él, porque así como Él a través de su muerte y resurrección ha vencido al mundo, tú también vencerás cada problema de la vida si te aferras a Él con fe 2. Los problemas vienen y van, unas veces son causados por el diablo, otras veces por la suegra, pero lo importante es mantenerse sobre la roca, que es Jesucristo. Aunque estés afligido y necesitado por cualquier razón, debes reconfortarte en saber que Dios piensa en ti 3 y te acompaña en tu caminar.

Palabra de vida, restauración, sanidad, liberación, son algunas de las promesas de Dios para tu vida. Si piensas que Dios es malo y que no has salido de tu mala condición por causa de Él, no encontrarás salida en ninguna persona o lugar del mundo. Debes reconocer que la mayoría de los problemas que tienes fueron ocasionados por ti mismo. No puedes acercarte a Dios con un corazón orgulloso y soberbio, y un espíritu presuntuoso, pensando por ejemplo que si Dios no te bendice con un carro esta misma semana te vas de la Iglesia, o si no obtienes tu sanidad en el primer servicio que asistes ya no creerás más en Él. Ten presente que Dios atiende al que se presenta ante Él con corazón humilde y al soberbio solamente se le queda mirando de lejos 4 hasta que cambie de parecer. Un corazón contrito y humillado nunca es despreciado por Dios 5.

No son los años los que hacen a una persona fuerte en lo espiritual más es la experiencia adquirida en el tiempo lo que vale. En el tiempo que llevo en los caminos del Señor he comprendido que hay cosas que Dios hará por mí pero hay muchas otras que solamente yo puedo hacer. Por ejemplo, para santificar los ojos, darte un nuevo hogar, una nueva vida, solamente la presencia del Espíritu Santo lo puede hacer, en cambio, para ser fiel a tu pareja, eso depende de ti mismo. Más sin embargo en las cosas que a ti te corresponden realizar, busca siempre la presencia de Dios, ten en cuenta que sin Jesús nada puedes hacer 6.

Dios ama a todos sin distinción, sean ricos o pobres, empleados o empresarios, inclusive a los homosexuales y a las prostitutas, a los tales también los ama pero no aprueba lo que hacen. Hace unos días un empresario fue sano de una enfermedad muy rara cuyo tratamiento tenía un altísimo costo mensual, y tenía años aquejado de ese mal, que le impedía sentarse correctamente, hacer ejercicio, y conducir vehículos; él creyó en Jesús y obtuvo su sanidad; hoy en día ha comenzado a traer a sus familiares y amigos a la Iglesia, dando testimonio de lo que Dios ha hecho en su vida, porque cuando Dios sana a alguien lo hace con un propósito de salvación, porque antes de morir Dios quiere usarnos para cumplir los planes de salvación que se ha trazado desde antes de la fundación del mundo. Por otra parte, una hermana sencilla que es peluquera de profesión, tenía su matrimonio destruido, y Él Señor rescató todo lo que ella pensaba que se había perdido; hoy en día está junto a su marido y asisten a la Iglesia con sus hijos en familia. Porque el amor de Dios es grande para todos sin distinción.

Eres linaje escogido, real sacerdocio, nación santa 7, tomada por Dios como un especial tesoro 8 para cumplir su propósito. Quizás te han menospreciado y te han dicho que eres lo peor; el diablo y el mundo pueden haberte herido, pero ten presente que Dios está vivo y es tu esperanza de vida. Cuando era joven mi señora madre pensaba que entre todos mis hermanos yo sería el único que jamás llegaría a los pies del Señor, que se perdería, y hoy en día soy el único de mis hermanos que tiene llamado de Pastor y le sirve al Dios altísimo. Mi señora madre partió de este mundo, feliz de saber que se había equivocado, regocijada de lo que Dios había hecho de mí, porque al final siempre confiaba en las promesas de Dios, y mantuvo su fe inquebrantable en el cumplimiento de las mismas.

Citas:

1 Jeremías 29:11 (RVR60): Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

2 Juan 16:33 (RVR60): Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

3 Salmos 40:17 (RVR60): Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes.

4 Salmos 138:6 (RVR60): Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, más al altivo mira de lejos.

5 Salmos 51:17 (RVR60): Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

6 Juan 15:5 (RVR60): Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

7 1 Pedro 2:9 (RVR60): Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.

8 Éxodo 19:5 (RVR60): Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.