Dios es fiel y verdadero y todas sus promesas se cumplen en nosotros a través de Jesús para la gloria de su nombre. Por: Pastor Rogelio Mora (20/03/2013).

Jesús es Fiel, Sí y Amén

Ministerios Rogelio Mora 2013 Venezuela

Jesús es Fiel y Verdadero; con estas palabras se le identifica al Señor en su venida gloriosa al final de los tiempos según lo relata el libro de Apocalipsis 1. Otros sustantivos tiene Jesús, tales como el León de la Tribu de Judá, el Salvador, el Verbo de Dios, el Soberano de los Reyes de la Tierra, Rey de Reyes y Señor de Señores, entre otros, pero en su venida gloriosa donde librará juicios y batallas junto con nosotros sus elegidos, tendrá por nombre Fiel y Verdadero. La palabra fiel denota una persona capaz de hacer una promesa y cumplirla, y la promesa en si tiene tanta validez como quien la haga. Los hombres hacen promesas y muchos no las cumplen, pero Jesús es diferente, lo que promete lo cumple porque Él es fiel y verdadero. Si Jesús ha dicho que volverá a la tierra y todos lo verán, así sucederá, porque todo lo que ha dicho aparte de su venida se ha cumplido y se sigue cumpliendo en estos últimos tiempos.

Jesús hizo muchas promesas, la más importante de todas es la promesa de vida eterna, pero además hizo otras tantas promesas que se cumplirán acá en la tierra, tales como las promesas de sanidad, de prosperidad, de vida abundante, las cuales veremos cumplidas antes de partir al cielo. La promesa de sanidad hecha por Jesús se manifiesta en la imposición de manos sobre los enfermos 2, y esta promesa cobra valor porque la hace aquel que nunca mintió ni conoció pecado, Cristo Jesús, a diferencia del diablo que es mentiroso y padre de mentira, porque no hay verdad en él 3, y así como él, todo aquel que miente, sus promesas no tienen valor y no escapará del juicio de Dios 4, más aquel que habla la verdad cuyo labio es veraz permanecerá para siempre 5. Si recibes sanidad de parte de Jesús es para que des testimonio de lo que ha hecho en ti y le sirvas toda tu vida siendo fiel y verdadero a su llamado.

Jesús promete acompañarte todos los días de tu vida 6, salvarte a ti y a toda tu familia 7, entregarte por herencia las naciones 8, y enriquecerte en todas las áreas de tu vida 9 porque Él es el dueño del oro y la plata 10. De las promesas hechas por Dios a los hombres parten muchas de nuestras actuales bendiciones, por ejemplo, el hecho de ser hoy en día considerado hijo de Dios es producto de una promesa hecha a Abraham 11. Dios es siempre fiel y verdadero y nunca falla, lo que promete lo cumple.

Cuando llegas a Cristo y verdaderamente permites que Él ocupe el centro de tu corazón, nunca se apartará su presencia de ti. Cuando llegué a Cristo fui libre de varios demonios y desde ese entonces le sigo a todas partes. Antes de llegar a Cristo yo era como un perro callejero al cual el Señor le dio un trozo de pan y como todo perro le comencé a seguir a todas partes, y estando con Él mi vida se ha venido transformando hasta ser de mí un pastor alemán; esta metáfora la hago para dar a entender, que Jesús tiene el poder inclusive de mudar tu propia naturaleza, de romper tus limitaciones, tus ataduras y hacer de ti un instrumento de su perfecto amor.

Dios es fiel y verdadero al punto que ni siquiera el pecado anula su fidelidad 12. Nosotros los cristianos debemos ser personas cuya palabra no sea Sí y No a la vez, tal como lo afirma el Apóstol Pablo 13. Si estas en un noviazgo y tienes planes de casarte, hazlo bajo la bendición de Dios y sé fiel a ese compromiso que has adquirido. Que tus decisiones sean un Sí o un No y no ambos a la vez. No seas como algunos hermanos que prometieron ser fieles al Ministerio que Dios me ha entregado y al cabo de un tiempo dejan a un lado su promesa, olvidando que es Dios quien los ha plantado en la Iglesia para que den fruto y permanezcan. Las promesas de Dios se cumplen a través de nosotros sus hijos, para la gloria de su nombre 14, y lo hará porque no es hombre para mentir 15; en Dios todas las promesas son Sí y Amén a través de Cristo Jesús.

Citas:

1 Apocalipsis 19:11 (RVR60): Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.

2 Marcos 16:17-18 (RVR60): Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

3 Juan 8:44 (RVR60): Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

4 Proverbios 19:5 (RVR60): El testigo falso no quedará sin castigo, y el que habla mentiras no escapará.

5 Proverbios 12:19 (RVR60): El labio veraz permanecerá para siempre; más la lengua mentirosa sólo por un momento.

6 Mateo 28:19-20 (RVR60): Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

7 Hechos 16:31 (RVR60): Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

8 Salmos 2:8 (RVR60): Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra.

9 Proverbios 10:22 (RVR60): La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella.

10 Hageo 2:8 (RVR60): Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos.

11 Génesis 17:4 (RVR60): He aquí mí pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes.

12 2 Timoteo 2:13 (RVR60): Si fuéremos infieles, Él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.

13 2 Corintios 1:18-19 (RVR60): Mas, como Dios es fiel, nuestra palabra a vosotros no es Sí y No; porque el Hijo de Dios, Jesucristo, que entre vosotros ha sido predicado por nosotros, por mí, Silvano y Timoteo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en Él.

14 2 Corintios 1:20 (RVR60): Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.

15 Números 23:19 (RVR60): Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?