Dios tiene poder para hacer las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos y así darnos respuestas extraordinarias que no esperábamos. Por: Apóstol Rogelio Mora (04/01/2015).

La Respuesta que No Esperabas

Ministerios Rogelio Mora 2014 Venezuela

Debemos comenzar cada año con expectativa por lo que Dios hará, por las respuestas que nos dará y sobretodo con mucho ánimo, porque nos permitirá sobrepasar cualquier situación. Esa expectación nos hace ver oportunidades inclusive frente a las adversidades. Hay un dicho popular que reza “por los vientos que soplan” pero normalmente se utiliza con un sentido negativo de algo que pronto acontecerá. Aprendamos de las langostas, también conocidas como saltamontes, ellas ven en los vientos que soplan la oportunidad para desplazarse hacia sus metas, esto es, cultivos y otras fuentes de alimento. Las langostas por si solas no pueden volar grandes distancias pero con la ayuda del viento pueden inclusive sortear los depredadores que se cruzan en su camino. Quizás has pasado la mayor parte de tu vida con vientos en contra pero en el nombre de Jesús declara que este año los vientos están a tu favor, para que puedas aprovechar con fe y convicción las oportunidades que se te presentan y obtener respuestas extraordinarias que no esperabas.

Dios responde siempre a tus peticiones más allá de lo que esperas. Si clamamos a Dios, Él nos responderá, y nos revelará cosas grandes y ocultas de lo que está por venir 1. Debemos buscar la presencia de Dios, más aun sabiendo que cosas grandes están por venir y que necesitamos de su dirección para que esas oportunidades sean de victoria. Dios nos muestra a penas las señales de lo venidero, algo semejante al fenómeno del clima y los vientos, que nos dan un indicio de lo que está por suceder. Este año declara que está por manifestarse lo que nunca habías visto, que toda tu familia se convertirá y le servirá al Señor.

Toda oportunidad es un reto que viene acompañado de dificultades. No pensemos que por estar en Cristo los problemas van a menguar, al contrario, el enemigo tratará de torcer nuestro camino para que los planes de Dios no se cumplan en nuestra vida, pero tengamos ánimo, porque ninguna arma forjada ni por los hombres ni por el mismo diablo, prosperará contra nosotros los hijos de Dios 2. Cuando atravesamos un desierto tenemos el viento, el calor y la misma arena obstruyendo nuestra visibilidad más no nuestra visión; sigamos adelante a pesar de las dificultades sabiendo que como cristianos nuestra vida es de aumentos y no de retrocesos, de sorpresas y no de monotonías, que pronto recibiremos respuestas tan grandes y extraordinarias que harán brotar lágrimas de alegría en nuestro rostro.

Hace varios años continuamente cambiaba de vehículo; tan pronto se me presentaba una oportunidad vendía mi carro actual y compraba uno nuevo sin estudiar bien en qué condiciones se encontraba, y ello me trajo muchos problemas, hasta que el Señor me confrontó en esa área de mi vida y me hizo entender que no toda oportunidad que se me presente viene de Él, que debo saber esperar y elegir. Con el tiempo se me presentaron nuevas oportunidades y terminé eligiendo siempre las mejores, aquellas que venían de Dios y que redundaban en bienestar y alegría plena. Debemos aprender a reconocer las oportunidades que vienen de Dios, estas son aquellas donde su favor es claramente visible, para que sepamos que de no haber sido por Él no habría sido posible.

El camino de los hijos de Dios es como la aurora que va en aumento hasta que el día es perfecto 3. Cuando la gracia y el favor de Dios nos acompañan, se nos presentan oportunidades únicas de lograr un éxito rotundo. Mantengamos siempre un elevado estado de ánimo, sabiendo que Dios tiene preparadas grandes cosas para nuestra vida. Ten por seguro que si es la voluntad de Dios, así el mundo se interponga, Él se encargará de ordenar las mismas fuerzas del universo a tu favor. Recuerda que Dios tiene en sus manos el poder de hacer mucho más de lo que pedimos o entendemos, que ni siquiera podemos imaginar lo que puede hacer para ayudarnos con su infinito poder 4.

Citas:

1 Jeremías 33:3 (NTV): Pídeme y te daré a conocer secretos sorprendentes que no conoces acerca de lo que está por venir.

2 Isaías 54:17 (RVR60): Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Ésta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.

3 Proverbios 4:18 (RVR60): Más la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.

4 Efesios 3:20 (TLA): Dios tiene poder para hacer mucho más de lo que le pedimos. ¡Ni siquiera podemos imaginar lo que Dios puede hacer para ayudarnos con su poder!