Bendice tus inicios, guarda el principio de las primicias, y recibirás honra y bendiciones de parte de Dios. Por: Pastor Rogelio Mora (27/01/2013).

Las Primicias

Ministerios Rogelio Mora 2013 Venezuela

Dios tiene un modelo de vida para sus hijos; el punto central de ese modelo es Jesús, y es una máxima para todo cristiano llegar a ser como Él. Jesús en su peregrinación en la tierra hizo tantas cosas pero sólo se reflejan en la Biblia las más fundamentales para nuestra edificación y de su Iglesia, de haberse escrito todo lo que Él hizo, según el Apóstol Juan, no habría suficiente cantidad de libros en el mundo para relatar toda su obra en la tierra 1.

Entre los aspectos fundamentales de la enseñanza de Jesús, se encuentra una serie de principios que son necesarios para la vida abundante. Uno de ellos es el principio de la honra, dice Dios que Él honra a quienes le honran 2; es decir, valor por valor, lo que tú des asimismo recibirás 3. Dios te entregó su tesoro más grande, su único hijo, y junto con Él las primicias del Espíritu Santo 4.

Primicia es indicativo que algo mayor viene más adelante; por ejemplo, en un árbol las raíces son las primicias que dan paso al tronco, a las ramas y a los frutos. Si las raíces son estables, es decir, son bendecidas, todo el árbol será bendecido. Como Cristo es la primicia de Dios, cuando tú lo recibes, nunca más volverás a ser el mismo, porque cosas mayores vendrán necesariamente a tu vida; por tanto no te vas a quedar en el mismo lugar, ni en las mismas condiciones ni en los mismos problemas una vez que Cristo entra a tu vida.

Muchas personas piensan que llegar a Cristo es como jugar a la lotería, que las bendiciones vendrán de forma fortuita o al azar, nada más alejado de la realidad. Para poder recibir las bendiciones en tu vida tienes que guardar los principios contenidos en la Palabra. No se trata de religión, se trata de obediencia. Cuando Dios le ordenó a Moisés que le hiciera un santuario 5, le dio medidas exactas del diseño que quería; asimismo contigo, Dios tiene un diseño exacto para tu vida pero su creación conforme a su deseo y voluntad depende de ti.

Dios hace promesas y declara proféticamente sobre ti cosas que van a suceder si te mantienes fiel en su camino; es decir, en ti está el poder de la muerte y de la vida, de hacer tu propia voluntad o de cumplir la voluntad de Dios. Cuando eres responsable con las tareas que te han asignado en el trabajo, honras a tu jefe; cuando eres responsable en proveer para tu casa, honras a tu familia; cuando eres responsable en hacer las cosas que Jesús te mandó, honras a Dios.

Si tú eres el único creyente en tu casa, eres la primicia de tu hogar. Si eres el mayor de tus hermanos eres la primicia entre tu padre y tu madre. Si le dedicas lo primero y lo mejor de tu tiempo para Dios, eres primicia para Él; es importante que sepas que Dios no quiere las sobras de tu tiempo, Él quiere lo mejor de ti cada día. Dios es el único que puede cambiar el curso de tu vida y de tu familia, por ello hónrale dándole lo primero y lo mejor. Si tienes al Espíritu Santo en tu corazón, tienes garantizado el comienzo de una mayor gloria que se va a manifestar en tu vida 6.

Cuando empecé en los caminos del Señor, tuve una época de escasez que me obligó a preguntarle al Señor porque me sucedía a mí si yo le servía, y me mostró a través de un sueño, varios cerrojos y puertas de hierro cerradas; acudiendo a la Palabra, logré comprender que así como sucedió con el Rey Ciro 7, llegaría un momento en mi vida en que se abrirían puertas y serían pulverizados cerrojos. En otra oportunidad, mi esposa tuvo un sueño en el que veía entrar vacas gordas a nuestra casa, y acudiendo nuevamente a la Palabra 8, logré comprender que vendrían mejores tiempos para nuestra familia, que se abrirían puertas de abundancia, de sanidad, de paz familiar.

Sírvele al Señor de corazón, y serás honrado por Dios 9. Entrégale lo primero y lo mejor de tu tiempo y de tus bienes al Señor, esto es, hónrale con tus primicias 10, y Él llenará tu vida de abundancia. Bendice tus inicios, guarda el principio de las primicias, y recibirás honra y bendiciones de parte de Dios.

Citas:

1 Juan 21:25 (RVR60): Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir. Amén.

2 1 Samuel 2:30 (RVR60): Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco.

3 Lucas 6:38 (RVR60): Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

4 Romanos 8:23 (RVR60): y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

5 Éxodo 25:8-9 (RVR60): Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos. Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis.

6 2 Corintios 5:5 (RVR60): Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado las arras del Espíritu.

7 Isaías 45:2-3 (RVR60): Yo iré delante de ti, y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos; y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados, para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre.

8 Génesis 41:29 (RVR60): He aquí vienen siete años de gran abundancia en toda la tierra de Egipto.

9 Juan 12:26 (RVR60): Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

10 Proverbios 3:9-10 (RVR60): Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto.