No hay amor más grande que dar la vida por los amigos, es por ello que en Casa de Oración nos hemos trazado como reto conquistar multitudes para el Señor derramando nuestra vida en ellos.

Masivas Febrero 2015

Ministerios Rogelio Mora 2015 Venezuela

La expresión más grande del amor de Dios para con nosotros es haber dado a Su Hijo para que tuviéramos vida eterna 1. Así que la señal inequívoca de un verdadero cristiano es amar y entregarse sin reserva, sin medida y sin condiciones. Si realmente amas, no tendrás problema con esperar, creer y confiar en tus semejantes, porque el amor verdadero se expresa de esa forma.

El amor de Dios es por tanto un amor extremo 2. El amor de Dios es extremo además porque es eterno, te amó desde siempre y hasta el fin de los tiempos, no lo dudes. Su amor es extremo porque se arriesga y no se acaba, a pesar de las decepciones. Su amor también es extremo porque Él mismo es amor y es capaz de entregarse sin medida. Su amor es tan inmenso que podría ser difícil comprenderlo, sin embargo, acéptalo, agradécelo, disfrútalo y compártelo.

Nosotros como líderes podemos multiplicar el amor de Dios si asumimos como un reto el compartirlo con los demás. No te quedes en tu Casa de Cambio esperando que lleguen los invitados; sal y toma la iniciativa de buscarlos en las plazas, en los parques, en las universidades, en las empresas, en los barrios, en las calles, en todo lugar donde exista aliento de vida, atrévete a predicar la Palabra de Dios y de conquistar tus doce discípulos para el Señor. El Espíritu Santo desde ya tiene una Cita con ellos en un Encuentro que cambiará sus vidas para siempre. Asúmelo como reto personal, declara que ganar almas para Jesús es “Mi Reto de Amor.”

Citas:

1 Juan 3:16 (RVR60): Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos.
2 Juan 15:13 (RVR60): Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos.