Prédica desde el 06 de mayo al 12 de mayo

Una cosa es creer en Dios y otra, es confiar en Dios; confiar es dejarse caer en sus brazos a pesar de las circunstancias que nos rodean, recordando lo que Él ha hecho en mi vida y por mi.

Mi Confianza es Dios

Ministerios Rogelio Mora 2013 Venezuela

Desarrollo:

– Primero en todo

“Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Éste es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos”. Marcos 12:28-31 (RVR60).

Jesús nos habla de que el primer lugar en nuestra vida debe ser Dios. Al pensar algo contrario a sus promesas y mandatos le demostramos desconfianza.

– No es por egoísmo

Al Señor exigirte el primer lugar en toda tu vida, no es por egoísmo, lo dice porque sabe que dependemos de Él.

– Como pámpanos

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. Juan 15:5 (RVR60).

Jesús nos dice que estamos pegados a Él como pámpanos a la vid, y que sin Él nada podemos hacer.

– La mejor inversión

“Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”. Isaías 40:29 (RVR60).

Todo lo que hago sin Dios produce cansancio, pero al invertir todas mis fuerzas, pensamientos y corazón en Él, puedo confiar que estas serán multiplicadas, como lo dice su Palabra.

– Dios provee la paz

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. Filipenses 4:7 (RVR60).

“En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque sólo tú, Jehová, me haces vivir confiado”. Salmos 4:8 (RVR60).

Dios es el único que puede darte la paz que tanto buscamos.

Conclusión:

Dios es el único que puede cambiar a las personas, su corazón, su mente y todo su alrededor, sólo debemos confiar en Él.

Ofrendas:

“En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre”. Hebreos 10:10 (RVR60).

El cuerpo de Jesús fue una ofrenda para nuestra salvación. Las ofrendas son tan importantes que Jesús se hizo una. No menosprecies lo que le das al Señor, valora y entrega lo mejor, como Él lo hizo por ti.

Material de apoyo:

Vídeo sobre el Tema

Ideas de Dinámicas

Sugerencias para el Refrigerio

Ideas para la Decoración

Tarjetas de Invitación: Plantilla N° 1