Prédica desde el 17 de marzo al 23 de marzo de 2014

Las bendiciones que Dios te va a dar y lo que está en proceso de multiplicación en tu vida, vendrán con persecución y oposición, pero Dios está contigo para librarte y para exaltarte.

Nadie te Puede Detener

Ministerios Rogelio Mora 2014 Venezuela

Desarrollo:

– Nadie te podrá hacer resistencia

“Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé”. Josué 1:5 (RVR60).

Dios le dice a Josué que nadie le podrá hacer resistencia en todos los días de su vida. Eso quiere decir que los que se coloquen en tu camino para frenarte, Dios los va a derribar.

– Sigue haciendo lo bueno

“¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?”. Romanos 8:31 (RVR60).

Hay gente que está esperando que te equivoques y falles para burlarse de ti, pero sigue haciendo lo bueno, porque es mejor que se burlen de ti por hacer lo correcto, que por hacer lo malo. Si alguien te va a hacer oposición, Dios estará contigo para librarte y para exaltarte y asimismo, usará a alguien más para defenderte.

– Dios ha decidido bendecirte

“Fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo”. Colosenses 1:11-13 (RVR60).

El diablo siempre va a hablar y buscar arrebatarte tus bendiciones, pero tú tienes que revestirte de una coraza porque Dios ha decidido bendecirte y no te la debes quitar pase lo que pase. Recuerda siempre darle la gloria a Dios porque viene a tu vida la bendición del ciento por uno.

Conclusión:

Dios no ha terminado contigo, hay cosas que no se han dado, pero alégrate por lo que Dios está por hacer en tu vida.

Ofrendas:

“Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto de morir. Cuando el centurión oyó hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo. Y ellos vinieron a Jesús y le rogaron con solicitud, diciéndole: Es digno de que le concedas esto; porque ama a nuestra nación, y nos edificó una sinagoga. Y Jesús fue con ellos. Pero cuando ya no estaban lejos de la casa, el centurión envió a él unos amigos, diciéndole: Señor, no te molestes, pues no soy digno de que entres bajo mi techo”. Lucas 7:2-6 (RVR60).

El centurión romano ofrendó a Dios sin ser judio. Esto llamó la atención de Jesús, por eso fue camino a su casa y sano a su siervo. Ofrenda hoy de tal manera que llames la atención de Dios para que sus milagros lleguen a tu vida.