Si queremos experimentar el favor de Dios en nuestra vida tenemos que vivir con una mentalidad de favorecido, sabiendo que Dios desea asistirnos en todo. Por: Apóstol Rogelio Mora (04/09/2016).

Poder a Nuestro Favor

Ministerios Rogelio Mora 2016 Venezuela

La palabra favor significa “dar ayuda, proveer de ventajas especiales y recibir trato preferente”. Cuán importante es contar con el favor del hombre, pero más aún es contar con el favor de Dios y de acuerdo a esta definición esto nos provee de ventajas especiales. Si queremos experimentar el favor de Dios en nuestra vida tenemos que vivir con una mentalidad de favorecido, sabiendo que Dios desea asistirnos en todo. No puede ser posible que, siendo hijos de Dios, ungidos con el Espíritu Santo para echar fuera demonios, sanar a los enfermos y mover el Reino de los Cielos desde la tierra, muchas veces dejemos de hacer nuestro trabajo por obstáculos tan minúsculos como problemas de transporte o clima tempestuoso.

La justicia de Dios. Los ojos de Dios contemplan de continuo la tierra y particularmente nuestra nación Venezuela, para mostrar su poder a cada uno de sus hijos. Nosotros contemplamos algo con el propósito de examinarlo y de haber alguna corrección que hacer, tomar cartas en el asunto. Hay quiénes obran de continuo en el mal pensando que escaparán de la justicia de Dios, pero si de algo estamos seguros es que Él siempre está en control y mostrará su favor a los que tienen un corazón perfecto para con Él 1.

Más que favorecidos. Cuando el ángel Gabriel se le apareció a la virgen María le exclamó: “¡Salve, muy favorecida!” 2; Si María fue muy favorecida por llevar a Jesús en su vientre, cuánto más nosotros somos favorecidos por llevar a Jesús en nuestro corazón. Ese favor de Dios se manifiesta en nuestras vidas en que tiene cuidado de nosotros, Él literalmente nos vigila de noche y de día 3, dispuesto a ayudar a quienes le obedecen y confían en Él. Si a veces pasamos por duras pruebas, nunca pensemos que estamos solos, porque si obedecemos y confiamos en Dios, tarde o temprano vendrá en nuestra ayuda y nos sacará del pozo de la desesperación.

La obediencia, madre de toda bendición. Cuando caminamos en obediencia, las bendiciones de Dios van detrás de nosotros, siguiéndonos las pisadas; a medida que superamos las pruebas que se nos presentan y permanecemos firmes en el Señor, cada vez esas bendiciones se nos van acercando hasta que un día nos alcanzan 4. Muchas de esas bendiciones son producto de nuestras peticiones en oración, pero sin importar cuánto ores, siempre Dios te sorprenderá, haciendo mucho más de lo que hayas podido imaginar 5. Camina en obediencia, sabiendo que tienes un Dios grande que te asiste en todo momento, y vendrán bendiciones inimaginables a tu vida.

Citas:

1 2 Crónicas 16:9 (RVR60): Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él. Locamente has hecho en esto; porque de aquí en adelante habrá más guerra contra ti.

2 Lucas 1:28 (RVR60): Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres.

3 2 Crónicas 16:7-9 (TLA): Pero en esos días el profeta Hananí fue a hablar con Asá, rey de Judá, y lo reprendió así: Nuestro Dios vigila todo el mundo, y siempre está dispuesto a ayudar a quienes lo obedecen y confían en él. Acuérdate de que, gracias a tu confianza en Dios, pudiste derrotar a los etíopes y a los libios, a pesar de que ellos tenían un ejército mucho más poderoso que el tuyo. Sin embargo, ahora pusiste tu confianza en el rey de Siria y no en tu Dios; por eso, nunca podrás vencer al ejército sirio. Fuiste muy tonto, y ahora vivirás en guerra toda tu vida.

4 Deuteronomio 28:2 (RVR60): Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.

5 Efesios 3:20 (TLA): Dios tiene poder para hacer mucho más de lo que le pedimos. ¡Ni siquiera podemos imaginar lo que Dios puede hacer para ayudarnos con su poder!