Cuando eres generoso para con Dios tendrás puertas abiertas de éxito y al mismo tiempo el enemigo encontrará puertas cerradas al intentar entrar a tu vida. Por: Apóstol Rogelio Mora (19/07/2015).

Puertas Abiertas, Puertas Cerradas

Ministerios Rogelio Mora 2015 Venezuela

Las puertas en el mundo espiritual constituyen oportunidades para hacer el bien o para hacer el mal. Cuando aceptamos a Cristo en nuestro corazón, estamos entrando por la puerta del bien 1, en la cual recibimos toda clase de bendiciones y nuevas fuerzas 2 porque sólo en Cristo Jesús somos más que vencedores 3. Así como Cristo es la Puerta del bien, el diablo es la puerta del mal y en tus manos está la decisión de por cual puerta quieres pasar. Al darnos libre albedrío Dios nos entregó las llaves para decidir qué puerta abrir y qué puerta cerrar; al primero que debes cerrarle la puerta es al diablo y para ello debes guardar ante todo tu corazón 4. Si te entregas a Cristo, le estás abriendo la puerta de tu corazón 5, y ten por seguro que Él entrará a morar en tu vida.

Las llaves del Reino de Dios. Así como las puertas se abren con llaves, asimismo en el Reino de Dios hay bendiciones que sólo se abren con determinadas llaves, que son acciones de nuestra parte. La puerta de la restauración familiar por ejemplo, se abre con la llave de la humillación. La puerta de la paz se abre con la llave del perdón. La puerta del amor se abre simplemente con la llave del mismo amor. La puerta de la prosperidad se abre con la llave de la generosidad, porque cuando das, recibes 6.

La ofrenda ensancha nuestro camino. Nuestra generosidad nos ensancha el camino del éxito en cambio la avaricia la encoge. La gente mezquina les cuesta entender este principio financiero del Reino de Dios y por ello lo critican duramente. El hecho de que nuestra ofrenda nos lleve delante de los grandes 7, significa que además de abrirnos puertas también nos otorga una posición de honor, llevándonos a lugares que no podemos imaginar.

Las ventanas de los cielos. Cuando somos obedientes en nuestros diezmos se nos abren las ventanas de los cielos y se derraman bendiciones sobreabundantes en nuestras vidas 8. Cuando entramos por la puerta, que es Jesucristo, todas las demás bendiciones son añadidas, las cuales son representadas como ventanas de los cielos. El amor por ejemplo es una ventana de bendición, no en vano en la era del romanticismo la mujer se asomaba por una ventana para ver a su amado. Las finanzas también son otra ventana de bendición. Ninguna bendición es sustentable si previamente no entramos por la puerta que es Jesús.

La dádiva calma el furor 9. En cierta ocasión, mientras estaba esperando conseguir un vuelo en el aeropuerto, veía con asombro como muchos maltrataban a la encargada de vender los boletos por parte de la aerolínea, y esto por causa que en teoría no habían asientos disponibles y estaban esperando instrucciones de la dirección central; en eso me acerqué junto con un hermano, y le ofrecimos un café a la encargada; al rato, ella misma nos llamó aparte y nos consiguió boletos. Esta dádiva cambió el estado de ánimo de la encargada en un momento de tensión y ello nos ayudó a caerle en gracia y conseguir su favor. Cuando haces las cosas de corazón y con una dádiva por delante, obtienes el favor de Dios.

Citas:

1 Juan 10:9 (RVR60): Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

2 Isaías 40:31 (RVR60): Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

3 Romanos 8:37 (RVR60): Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

4 Proverbios 4:23 (RVR60): Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.

5 Apocalipsis 3:20 (RVR60): He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

6 Lucas 6:38 (RVR60): Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

7 Proverbios 18:16 (RVR60): La dádiva del hombre le ensancha el camino y le lleva delante de los grandes.

8 Malaquías 3:10 (RVR60): Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

9 Proverbios 21:14 (RVR60): La dádiva en secreto calma el furor, y el don en el seno, la fuerte ira.