Sin importar cuán agotado estés, en el Señor podrás renovar tus fuerzas, aprende a reposar en Él y tu alma hallará verdadero descanso. Por: Apóstol Rogelio Mora (05/01/2015).

Renovados No Agotados

Ministerios Rogelio Mora 2015 Venezuela

Ser líder es un camino en el cual aprendemos a ser cada día más como Jesús, pero puede que en algún momento nos desviemos de ese camino. En nuestra juventud no tenemos muchas ocupaciones y al llegar a los caminos del Señor lo hacemos con total entrega; a medida que pasan los años y se asumen nuevas responsabilidades, tales como un noviazgo, un matrimonio o un hijo, le restamos tiempo al servicio de Dios e indirectamente le estamos dando un mensaje: encontré lo que quería, ya no te serviré. Nada de lo que recibas en la vida le puede restar tiempo a Dios.

Si fueres flojo en el día de trabajo, tu fuerza será reducida 1. Existe la creencia popular que mientras más descanso tengamos más fuerza tendremos para trabajar y muchos pasan la mayor parte de su día descansando y no accionando. El atleta que practica a diario es el que tiene la mayor probabilidad de ganar la carrera. Nuestras fuerzas se reducen cuando son mal invertidas; debemos establecer prioridades en nuestro día a día. Debemos invertir tiempo y energía en nuestra familia, en nuestro servicio a Dios y en nosotros mismos, porque cómo podemos amar a los demás si no nos amamos a nosotros mismos 2.

Dios es quien nos fortalece 3. Solamente en la presencia de Dios podemos hallar la fuerza necesaria para ser un buen marido, un buen padre y un buen líder y así poder ser de bendición para los demás. Si eres capaz de servir a Dios no solamente en las buenas sino también en medio de las presiones de la vida y las dificultades, denotarás tu alta calidad de líder al servicio de Dios.

Debemos servir a Dios desde que le conocemos. David conoció y comenzó a servir a Dios desde su juventud 4. Algunos líderes que se entregan en la adultez o en la vejez se lamentan de no haber conocido al Señor antes, porque se habrían ahorrado tantos problemas y no habrían cometido tantos errores. Debemos agradecer al Señor el hecho que se nos haya revelado en la juventud, y la mejor forma de hacerlo es anunciando a las nuevas generaciones sus maravillas.

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas 5. Amar con el corazón, el alma o la mente es subjetivo, es decir, sólo Dios puede saber a ciencia cierta si eso es verdad; amar a Dios con todas las fuerzas si es algo objetivo, y se evidencia en nuestro trabajo al servicio del Señor. Dios nos manda que le sirvamos con todas las fuerzas, no con la intención de dejarnos agotados sino más bien de fortalecernos.

Seamos hijos de honra y no de vergüenza 6. Hay líderes que responsabilizan a la dinámica de la visión del modelo de Jesús la razón por la cual están agotados, lo cual no es cierto, más aún, lo toman de excusa para dejar de cosechar almas, convirtiéndose en hijos de vergüenza. Debemos servir al Señor por convicción y creyendo en lo que hacemos en pro del Reino de Dios, el cual es el único que multiplica las fuerzas que se depositan en Él.

Más que el descanso físico es el descanso espiritual el que reconforta. Descansar en la Palabra de Dios es la verdadera meditación y reposo. Debemos ser líderes que provoquemos paz y reposo en nuestros discípulos; Dios concede el sueño 7 y la verdadera paz 8 a sus hijos amados, a quienes les obedecen en su Palabra. Sin importar cuán agobiado te encuentres, siempre en el Señor podrás renovar tus fuerzas 9.

La Palabra del Señor debe ser escuchada en quietud y con el corazón abierto 10. El alma no puede descansar sin Cristo, y si no descansa el alma, no descansa el cuerpo. Aprendamos a reposar en el Señor y nuestra alma hallará verdadero descanso 11.

Descubre lo más importante e invierte tus fuerzas en ello. Martha afanada y turbada, invertía todas sus fuerzas en el trabajo, mientras que María las invertía en el Señor; al final sólo María fue justificada por el Señor 12. Hay líderes que andan matándose literalmente porque no han aprendido a descansar en el Señor, lo cual es la parte más importante de la vida. Es vital aprender a descansar en el Señor, de lo contrario el enemigo tomará ventaja sobre nuestras vidas 13.

Reposar en el Señor es un mandato. Dios les quitó la vida a algunos que no guardaron el día de reposo. Reposar no consiste en dejar de hacer las cosas que tenemos que hacer sino enfocar nuestras energías en lo que realmente es importante. El Domingo es un día de reposo, y la forma como nosotros los cristianos lo celebramos es asistiendo a la Iglesia, recibiendo su Palabra y derramando nuestra vida en otras personas que llevamos a la congregación. Los que esperan en Dios, sirviéndole, siempre tendrán nuevas fuerzas, correrán y no se fatigarán 14, predicarán y no se cansarán, esta es una promesa para todos los que han aprendido a reposar en Jesús.

Citas:

1 Proverbios 24:10 (RVR60): Si fueres flojo en el día de trabajo, tu fuerza será reducida.

2 Lucas 10:27 (RVR60): Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.

3 Salmos 18:1 (RVR60): Te amo, oh Jehová, fortaleza mía.

4 Salmos 71:17-18 (RVR60): Oh Dios, me enseñaste desde mi juventud, y hasta ahora he manifestado tus maravillas. Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares, hasta que anuncie tu poder a la posteridad, y tu potencia a todos los que han de venir.

5 Marcos 12:30 (RVR60): Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Éste es el principal mandamiento.

6 Proverbios 10:5 (RVR60): El que recoge en el verano es hombre entendido; el que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.

7 Salmos 127:2 (RVR60): Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores; pues que a su amado dará Dios el sueño.

8 Salmos 4:8 (RVR60): En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque sólo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

9 Mateo 11:28 (RVR60): Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

10 Eclesiastés 9:17 (RVR60): Las palabras del sabio escuchadas en quietud, son mejores que el clamor del señor entre los necios.

11 Mateo 11:29-30 (RVR60): Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

12 Lucas 10:38 (RVR60): Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

13 Isaías 30:15-16 (RVR60): Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis, sino que dijisteis: No, antes huiremos en caballos; por tanto, vosotros huiréis. Sobre corceles veloces cabalgaremos; por tanto, serán veloces vuestros perseguidores.

14 Isaías 40:30-31 (RVR60): Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.