En la Redoma del Obelisco el Señor se glorificó de una manera especial a través del testimonio de más de 40 personas que recibieron milagros impresionantes. Por: Ministerios Rogelio Mora (25/10/2015).

Sanidades, Maravillas y Prodigios de Jesús - Redoma del Obelisco - Octubre 2015

Ministerios Rogelio Mora 2015 Venezuela

Caía la tarde del domingo 25 de octubre con un cielo nublado, donde algunas gotas de lluvia serían el preludio de lo que acontecería en la Redoma del Obelisco. Más de 3000 personas se dieron cita en la sede de nuestro templo, Casa de Oración, para partir caminando hacia el Obelisco en un acto de fe sin precedentes en la historia cristiana de Barquisimeto.

Durante la caminata, se sentía un peso de gloria fuera de lo normal, donde algunos enfermos mientras caminaban recibieron su sanidad; finalmente al llegar a la Redoma, el lugar colapsó por la enorme cantidad de personas que asistieron de distintos puntos de la ciudad, e inclusive de otros estados; autobuses, camiones, carros particulares, algunas personas a pie, vinieron de todas partes y en distintos medios, algunos para recibir milagros otros para ser testigos de los mismos, pero todos tenían algo común, estaban unidos en un mismo sentir.

Tan pronto inició la alabanza, la gente estaba eufórica, algunos lloraban de la alegría, otros por la presencia de Dios que ya estaba comenzando a obrar en sus cuerpos, en sus mentes y en sus corazones. Al momento de adorar al Señor con las ofrendas, con mucha honra las personas pasaron al altar y se devolvían a sus asientos con una sonrisa en los rostros, sabiendo que sus peticiones por las cuales ofrendaron ya estaban concedidas.

“Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” 1, con estas palabras nuestro Apóstol Rogelio Mora, iniciaba su prédica dándole la gloria a nuestro Señor Jesucristo, declarando que ha llegado el tiempo en que Dios se mostrará a Venezuela con poder, y que esa noche sería el inicio de una serie de cruzadas de Sanidades, Maravillas y Prodigios de Jesús por toda Venezuela, donde en cada ciudad se plantará a Jesucristo como Rey y Señor de nuestra tierra.

En el Obelisco, plantamos a Jesucristo como Rey de Reyes y Señor de Señores, y su respaldo fue notorio, puesto que más de 40 testimonios de milagros realmente impresionantes tuvieron lugar en poco más de 1 hora de servicio, sin contar aquellos milagros relatados posteriormente al servicio y fuera de cámara, por miedo escénico de algunos presentes como suelen suceder en las cruzadas de milagros.

En este poderoso servicio, el Señor venció la epilepsia, la artritis, quistes y tumores en los ovarios y en los senos, enfermedades del hígado y del corazón, cálculos en los riñones, problemas graves en los huesos, fracturas, deformaciones congénitas, el ACV, la varicocele, secuelas del chikunguña, problemas respiratorios crónicos, asma, sinusitis, problemas de la vista, miopía, estrabismo; un joven sordomudo, al escuchar la Palabra: “Quedas sano”, inmediatamente empezó a escuchar y pronunció por primera vez las palabras: “Papá” y “Mamá”. Muchas otras personas además de sanidades, fueron libres de espíritus de opresión que durante años los tenían atormentados. Dos personas que por casualidad estaban pasando por el lugar, se acercaron, recibieron su sanidad y pasaron a dar testimonios, impresionados de cómo el poder de Dios los habían arropado. Una mujer postrada en silla de ruedas, dejó atónitos a todos los presentes cuando despertó de su letargo y se puso de pie a caminar. Cientos de personas lloraban hasta más no poder siendo testigos de semejante cantidad de milagros y muchos exclamaban: Grandes cosas ha hecho el Señor con nosotros esta noche; otros decían: Dios ha visitado a su pueblo, y otros más bendecían sin cesar su Nombre.

Lo que el Señor tiene para Venezuela y su Iglesia, apenas está comenzando, así que no dudes en asistir a nuestros servicios y cruzadas de Sanidades, Maravillas y Prodigios de Jesús, ¡Ven y pide a Jesús tu milagro! Y lo recibirás.

Para más información, envíanos un correo electrónico a: info@rogeliomora.org o escríbenos en la sección de comentarios que gustosamente te atenderemos.

Citas:

1 Mateo 28:18 (RVR60): Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.