Prédica desde el 25 de agosto al 31 de agosto de 2014

Todos deben comprender el verdadero significado de la palabra santo, tanto las personas nuevas en el Evangelio como las que ya tienen tiempo en el, de manera que cada día sean más como Jesús anhelando vivir en santidad.

Santo No Significa Tonto

Ministerios Rogelio Mora 2014 Venezuela

Desarrollo:

– ¿Qué significa ser santo? ¿Qué hago para poder serlo?

Cuando oímos esta palabra nos imaginamos o nos da la idea de algo o alguien inalcanzable, que sólo algunas personas escogidas pueden lograr alcanzar o que sólo Dios puede ser y es por ello que muchas veces se nos olvida que el mismo Dios fue quien nos pidió que viviéramos en santidad.

“Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto”. Génesis 17:1 (RVR60)

“A la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”. 1 Corintios 1:2-3 (RVR60)

La santidad no es un estado de ánimo, no es una casualidad, es una actitud y un estilo de vida, consiste en tener pensamientos que te van a llevar a ser como Jesús. Es vivir apartado para Dios. Vivir como si nosotros estuviéramos en lugar de Jesús, quien es nuestro modelo a seguir.

– ¿Santo o tonto?

Hay personas que creen que vivir en santidad es algo tonto, aburrido y sin sentido, y ni se imaginan el gran honor que es vivir apartado para Dios, vivir apartado del mundo de los vicios y de la vanagloria de la vida. Es darle tu vida entera para Dios porque para esto fue que Jesús murió, Él nos preparó el camino para que pudiéramos vivir en santidad y así un día poder presentarnos delante de Dios.

“Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él”. Colosenses 1:21-22 (RVR60)

No debes sentirte mal cuando te juzguen por llevar una vida apartada de los vicios del mundo, al contrario.

– ¿Una opción o un mandato?

Ser santos es algo que Dios preparó para todos, pero no cualquiera está dispuesto a hacerlo realidad en su vida, ya sea por temor, presión de grupo o por miedo a fallarle a Dios. La santidad es un mandato, una orden, dado que el mismo Dios nos dijo que fuésemos santos como Él es santo.

“Habéis, pues, de serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos”. Levítico 20:26 (RVR60)

Además de esto, hay una gran promesa que Dios nos hizo, que si nosotros somos santos, un día lo íbamos a ver.

“Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor”. Hebreos 12:14 (RVR60)

Conclusión:

Si quieres empezar a vivir una vida en Santidad y ser una persona diferente y apartada para Dios, lo primero que debes hacer es reconocer que Jesús murió por tus pecados y que resucitó para darte vida eterna y bendiciones no sólo en el cielo sino aquí en la tierra.

Ofrendas:

“Y él respondió: Yo te ruego que si he hallado gracia delante de ti, me des señal de que tú has hablado conmigo. Te ruego que no te vayas de aquí hasta que vuelva a ti, y saque mi ofrenda y la ponga delante de ti. Y él respondió: Yo esperaré hasta que vuelvas”. Jueces 6:17-18 (RVR60)

Gedeón tuvo un encuentro personal con Dios y le pidió que no se fuera hasta que le ofrendara. Prepara tu mejor ofrenda para Dios, pues está aquí delante de ti.