Prédica desde el 10 de marzo al 16 de marzo de 2014

Cuando llegas a Cristo recibes sanidad, sabiduría o liberación en tu vida, algo recibes, por esa razón, lo primero que Dios quiere hacer contigo es que vivas agradecido por lo que Él ha hecho en ti.

Un Milagro, la Antesala a Cosas Mayores

Ministerios Rogelio Mora 2014 Venezuela

Desarrollo:

– ¿Por qué estamos vivos?

“Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti”. Marcos 5:19 (RVR60).

Dios quiere hacer grandes cosas contigo. Si estás vivo es porque Dios tiene un propósito en tu vida.

– Más que un milagro

“De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre”. Juan 14:12 (RVR60).

No se trata de un milagro, es más que un milagro. Jesús no se detiene, mantente firme, porque Él traerá una nueva gloria a tu vida.

– Al que venciere

“Pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones”. Apocalipsis 2:25-26 (RVR60).

Hay gente que quiere que venga Jesús por los problemas que tiene. Debes vencer, porque Jesús viene por hijos vencedores.

Conclusión:

Dios sana y hace milagros con un propósito y tiene proyectos mayores en mente. Sal del problema pero no te quedes ahí, busca llegar a la cima: si el Señor no te ha hablado, espera; si no lo has sentido, búscale; habla con Él, ten paciencia. Él quiere estar contigo, te anhela celosamente, te desea, esa es la razón por la cual Dios en ocasiones demora en responderte, para que le busques de corazón.

Ofrendas:

“De los hijos de Israel, así hombres como mujeres, todos los que tuvieron corazón voluntario para traer para toda la obra, que Jehová había mandado por medio de Moisés que hiciesen, trajeron ofrenda voluntaria a Jehová”. Éxodo 35:29 (RVR60).

Dios toca los corazones de hombres y mujeres con debilidades y errores para levantar entre ellos un pueblo que le honre con sus ofrendas. Todos podemos ofrendar, hazlo hoy ante el Señor.